¿Cómo hacer regalos que no paren en la esquina del armario?

Suelo acordarme de pocas cosas cuando pienso en Navidad. Me acuerdo de reunirnos en familia y cantar juntos tocando guitarra, de villancicos pasábamos a trova y las “novenas” duraban hasta la una de la mañana.
Humitas, queso, vino

La cena 2015-2016

También de una receta deliciosa de la Ceci Castrillón que lleva ciruelas. Y relativo a estas fechas, el mejor año nuevo que pasé es acampando en una reserva natural en la parte sur del Ecuador, y nuestra cena fue una humita, tomate y queso compradas en el mercado de Zamora. Pensé que me iba a hacer falta bailar, pero la cantidad de estrellas que vimos fue mucho más satisfactoria. Hoy por hoy, estas fechas me recuerdan trabajar para nos aceptarnos, necesitarnos y querernos entre seres humanos, mientras más gente querida esté a mi alrededor mejor. Sin importar cómo nos vistamos ni qué comamos. Preferiblemente algo sencillo hecho en casa. Sí, los regalos están instaurados en nuestra cultura y no puedo negar que ver la cara de mis primos pequeños cuando abren un regalo es impresionante y no me lo quiero perder ni por un momento. Al mismo tiempo, veo su cara cuando reciben el décimo regalo y al día siguiente, todos los regalos les dan igual. Al ser adultos, muchas veces nos pasa lo mismo. ¿Cómo no llenarnos de varios regalos genéricos que nunca llegamos a usar? ¿Cómo comenzar a regalar detalles y muestras de cariño que realmente nos llevemos como recuerdo por muchos años más? Acá recopilo ideas y unas 8 maneras tentativas: 1. Regalar experiencias: Un viaje en familia, un día lleno de aventura para los niños. Una noche en una hostería linda con muchos pájaros (recomiendo Bellavista, las reservas de la Fundación Jocotoco o algo cerca de Mindo). Entradas a un lindo concierto. Esos días nunca se olvidan. En mi caso, un regalo increíble es ir de acampada o a pedalear por todo un día.
Colibri Jocotoco Yanacocha NANKAIA

Foto de un colibrí tomado en la reserva Yanacocha.

        2. Tiempo = El mejor regalo: Hacer algo por ti mismo para alguien que quieres tiene un valor altísimo. No es necesario ser un artesano ni muy hábil con las manos. Un regalo culinario, un buen masaje o una carta sincera escrita a mano puede ser uno de los mejores regalos. Imprimir una foto especial también es una opción. El poder de llevar lo digital a lo palpable. 3. Comprar a artesanos y diseñadores locales: Muchas de estas personas hacen sus objetos con propósitos, pueden encontrar detalles únicos para personas específicas. ¿Dónde encontrarlos a varios juntos? Acá una lista de las ferias que podemos encontrar en Quito (¿sabes de otras? ¡comenta este post!): Dónde comprar local: 9, 10 y 11 de diciembre: Feria El Gran Bazaar – Cumbayá Feria La Floresta (en todo el barrio, distintos locales) (Puedes encontrarnos en el local de FULGUR ) Feria Uwi – Cumbayá Feria Navidad de Película – La Floresta Bazaar La Ideal – Entre La Floresta y La Mariscal del 15 al 18 de diciembre: Feria Texturas y Colores – Parque Bicentenario el 17 de diciembre: Feria La Pulga – Mariscal 17 y 18 de diciembre: Feria La Carishina – Teatro Capitol, Alameda, Quito (Acá también nos puedes encontrar) Feria El Adefesio – Centro de Quito Feria Grinch – La Coruña 4. Durable y de calidad: Si decides comprar algo, prefiere algo que sea útil y durable. Así puede quedarse en la casa mucho tiempo, o puede irse heredando o cambiando de dueño sin que pare en la basura. 5. Algo llega – algo se va: Si algo llega a tu closet, algo puede irse para quien necesite también. Enseñar esto en navidad a los niños con sus juguetes es un lindo ejercicio de desprendimiento y generosidad.
accesorios nankaia alforjas

Una tarde de bici y helado con uno de mis primos.

6. Natural, ecológico, sin empaque: Aunque la publicidad hace que nos atraiga la muñeca que respira o la licuadora que habla, estas llegan pronto a la obsolesencia. ¿Cuáles son los juguetes preferidos de mis primos chicos ahora? De Benjamín es una almohada, de Emi es una toalla con cabeza de osito. En serio, no tienen pilas ni plástico adentro. Lo que compramos a alguien, ¿en serio lo va a necesitar? No está de más una llamada para saber qué podría necesitar. 7. Segunda mano: Hay muchos regalos útiles que se pueden encontrar de segunda mano, por ejemplo, una linda bici restaurada 😀 Hacer un intercambio de juguetes entre varias familias también es buena idea. 8. Regalos que educan: Hechos por comunidades y con ayuda social, productos más concientes con el medio ambiente. Es una manera hermosa de regalar una historia y no solo un producto. Todos nos dan un mensaje importante, al usar un producto así aportamos al bienestar de otros seres humanos, o a la conservación del ambiente para que lo podamos disfrutar en el futuro. Aplica para regalos de niños también. Con tratar de aplicar al menos uno de estos puntos, ya ponemos un granito de arena para que la Navidad signifique mucho más que lo material. ¿Qué has hecho en otras navidades?¿cómo te fue?

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.

Offcanvas

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.